Sueño Dorado, seguinos en Facebook!  Seguinos! @SueñoDorado   User:sueñodorado  You tube Picasa Google+  
 
 
Noticias

Otra vez volví a La Paz por Mariano Vaquero

Esta vez para participar del la “Fiesta del Dorado” y en el concurso de Fly con devolución.
Aclaro que no soy concursero pero a este siempre voy por una cuestión de amistad con “mi” guía (Marcelo) y el folclore esa Fiesta Popular.
El concurso fue el sábado 24.10. de 9 a 17 hs. puntual (a las 17.00 hs. los fiscales no anotan más piezas y debes regresar al Puerto de la Paz.
Hay dos modalidades: carnada y fly. La primera tiene una zona cada lancha y un Fiscal que se lo llama por VHF controla la captra que luego se devuelve. Los de Fly pueden pescar donde se les cante. llevan un Fiscal en la lancha que anota las pieza).
Como dije no soy amante de los concurso pero hace años que voy a este y con Marcelo. Alguna vez queríamos figurar el el podío (hasta el 5to. puesto dan premio).
A él le interesaba más que a mi figurar por una cuestión de que es guía, se conocen con todos los del pueblo, con los otros guías, los comerciantes, es su laburo, la familia y todo es folclore que uno aquí en Bs. As. está muy ajeno.
Es una pesca sana y divertida, donde el trabajo en equipo se debe ver (alguno pesca bien en algunos lados y el otro no, y viceversa).
Bueno la hago corta Llegue el viernes tipo 20.00 luego de mas de 5 hs. de manejo. La Paz estaba con mas gente de lo habitual y había hecho ese día más de 30º de calor. Estaba pesado; se anunciaba tormenta. Me recibió Marcelo e su casa. Estaban parando también 4 Neuquinos que se habían hecho más de 1000 ks. para participar. Eran 4 mayores y un menor (unos eran el Abuelo, hijo y nieto!). Se habían venido en una Kangoo con todas las ilusiones a participar. Unos fenómenos.! Sanos tranquilos y sbían disfrutar de la vida. Se inscribieron con carnada porque la cosa para la mosca venía mal.
El abuelo un fenómeno. Qué gente linda! Como disfrutaban todo aquello y con tan poco. “El abuelo” siquiera había pescado un solo dorado en su vida y ni caña había llevado y se anotó de guapo con su hijo y nieto. Fenómeno.

Con Marcelo esa priemer noche luego de algunas cervezas con los neuquinos, empezamos a prepara el equipo para el día siguiente: moscas, líneas, ect.
Estábamos muy emocionados, ansiosos y con ganas de salir YA!.
Como pude, a dormir.
A las 2 de la matina se largó el temporal. Lluvia viento. Si hasta se volaron algún par de chapas que por el estruendo que hicieron nos levantaron a casi todos de las cabañas. La cosa estaba malísima. Como puede me volví a dormitar.

A las 5.30 hs arrancamos.
El día estaba feísimo un u frío como en el Sur.
Llegamos al muelle de partida tipo 6.30 hs. (la salida era 8.15 pero esa “previa” en la lancha con el mate y todo ese folclore es buenísimo).
Embarcamos y al toque un fuerte viento se levanta. No se podían maniobrar las lanchas y comenzó una lluvia copiosa, fuerte y frío. No haría más de 10º. Esto, obviamente atentaba contra la pesca, pero el viento si jode, jode para todos. Yo estaba con polar y campero de vadeo ( y era la paz fin de octubre, una locura!!!).

Se habían anotado unas 80 lanchas en total, de las cuales unas 15 eran de equipos “mosqueros” (dos por lancha). Lo que sí: si bien eran pocos mosqueros los que venían ,venían a ganar. Nadie “tira” la plata en sólo 8 horas de pesca. Para eso se quedan un fin de semana entero, hacen un campamento, no se presiona. El que estaba en el agua mosqueando ese día era para ganar. De hecho, algunos se van dos o tres días antes y salen a buscar lugares. Los que salieron primeros habían hecho esto.

Con mal tiempo se dio la largada y las casi 80 lanchas empezaron a full de vueltas remontando el Paraná.
Para el que no lo vivió esto de las largadas, es una adrenalina aparte que creo hay que vivirla.

Luego de largar bien en la partida (teníamos motor grande) llegamos a unos riachos. Muy lindos pero el viento hacía imposible no solo dominar la lancha, sino poner una mosca a mas de 15 mts.
Lindo lugar pero un frío de locos. No sacamos nada.
En eso, Marcelo le da marcha atrás del motor y mi línea en el agua. Se enrieda .
Le grito PARA!!.
Tarde. En lo que duró ese grito se enrulo la línea en motor, estaba anudada en la puntera y literalmente “chupó” la caña que me la partió en 3 pedazos!!!. Sí, mi Z-axis “nueva” partida en tres. Estalló, reventó.

Sin línea, sin caña , sin un pique y eran las 9.30 de la mañana. Me quería morir.
El aire en la lancha se cortaba con un cuhillo... la culpa no fue de nadie, de los dos o que se yo.....
Por mí todo bien, pero estaba triste.
Por suerte había llevado una Flight 2T de repuesto.
Me quería volver al puerto, pero me dije “a no aflojar!”.
La arme y le puse otra línea nueva.
Seguimos intentando y nada.

A media mañana nos llama “La mona”. (otro guía y amigo que había saido con el abuelo, hijo y nieto Neuqinos). Se le había roto el motor. Creía que era un bujía. Nos dice que lo esperemos, que él nos alcanzaba para que le demos u repuesto.
Yo me quería morir. Todo mal y ahora a esperar al otro para que arregle el motor.
Qué mal me la veía.
Llegaron. Habían metido (con el abuelo) un doradito. Algo era algo. No pudieron arreglar el motor.
Luego, al regreso, me enteré que debieron regresar al Puerto y volvieron a salir pescar a eso de las 12..00.

Con Marcelo no sabíamos para donde arranca y el viento no amainaba. Casi mediodía.
Me dijo: Jugémosnosla. Vamos para abajo a las paredes y correderas. A los lugares clásicos del dorado. Me decía: Yo peco las correderas y vos al “golpe” (Marcelo no pesca al golpe porque no se encuentra muy familiarizado con esta modalidad... a mí me encanta).

Así es como nos fuimos para abajo. Ya era mediodía y nada habíamos sacado.
El sol salio, calentó el día. El viento mas que menos, seguía.
Navegamos por 40 minutos a todo trapo.

Nos pusimos en una piedra. Yo con 0 ilusión tiro. Al tercer tiro, bien metido sobre el Paraná (donde puede haber buenos) tengo un pique bueno, fuerte. Cabezazo certero, sale un poco de línea (momento en que debía clavarlo con alma y vida) pero no lo hice. Estaba asustado con todo lo que me había pasado; no quería romper otra línea. Ese running era de 20 lbs, era el de truchas no de dorados.
No lo clavé, enseguida se soltó. Puteadas!.

Seguimos allí. Ahora Marce clavó uno medianito. Lo arrimó. Al fin uno!.
Luego fuimos a los paredones. Yo pesca al “golpe”. Marcelo nada, sólo remaba para que yo pesque.
Pique. Meto un “lindo” (56 cms.). vamos subió el alma al equipo.

Así nos pasamos el resto de la tarde. Marcelo metió 3 en la corredera (que dejábamos descansar cuando salíamos al “golpe”).
Yo metí otros 3 al golpe. Mi brazo esta demolido.

Regresamos felices, pues sabíamos que 6 dorados en ese día y como venía la situación, iban a hacer fuerza para entrar en el podio de los 5 primeros. Marcelo feliz.
Llegamos al puerto, pusimos los 6 banderines en la bandera (no hay ganchera de pescados, es todo con devolución) y bajamos al Puerto. Saludos, promotoras y todo el Pueblo para recibirnos. Los familiares, los amigos, cámaras de TV.
Veo la ganchera de banderines y había uno con 19!. Eran los mosqueros que habían estado practicando tres días antes.
Fueron a un arroyito y metieron todos, todos chicos (no mas de 2 kilos).
El resto medio flojo. Alguno 5 otros 3 y varios nada.

Nuestro amigo El Abuelo, junto con el guía La Mona, metió un dorado pero como de 6 kilos!!!, 72 cms. de dinamita. Una hermosura.
El tipo estaba felíz: y cómo no lo iba a estar no? pese a todos los percances de motor que habían tenido metió un doradazo!..
Con Marcelo estábamos contentos porque era probable entrar entre los 5 primeros.

Nos cambiamos, nos bañamos y al asado de entrega de premios.
Esto es una fiesta aparte. Va todo el pueblo, todos los guías, los Fiscales. Es una linda Fiesta. Animador, shows, familia etc.

Al finalizar la noche y ya cerca de la una de la matina: entrega de premiso. El momento fuerte.
Nuestro “Abuelo” dio la sorpresa ya que con su pieza logró el 4to puesto individual! Ya estaban arreglando los 5 para volver en la Kamgoo.

Nosotros?: espectacular!. Quedamos 2dos por equipo en la modalidad fly!!. Todo un logro. Marcelo tenía una cara de felíz cumpleaños, entre saludos y felicitaciones de todos aquellos que estaban en la cena que no eran, ni más ni menos, que sus amigos y familiares.
Tenía un orgullo que pocas veces he visto!.
Junto a los “cuadritos trofeos” nos regalaron una caña y reel. Como no la iba a usar se la obsequié al “Abuelo” par que pueda seguir pescado, ya que como dije, había ido sin caña.
Terminaos de comer, más vino y felices nos fuimos a dormir.

A las 6.30 del domingo me levanté con la cabeza partida como la Z-axis y regresé contento a mi hogar entre campos y pozos de la ruta.

Una salida que -como en todo esto- me dejó muchas enseñanzas más allá de lo lindo de pescar: como conocer esa gente “buena” que eran los neuquinos, a reponerse cuando todo parece perdido y que un motor de 135 hp puede reventar en 3 a una buena caña. Esta se repone, lo demás jamás se olvida.

Un saludo.


La Paz, Entre Rios Turismo Entre Rios Argentina Turismo Pesca embarcado en Alta Mar - Mar del Plata - AR
&